Los impíos son sacrificados al engaño

¿Estás satisfecho de vivir tu vida por ti mismo, sin conciencia de tu necesidad de Jesucristo? ¿Estás satisfecho de ser un "cristiano" nominal siendo religioso pero aún albergando pecado en tu alma y vida? Si esto es todo lo que realmente quieres, entonces Jesús te entregará a eso. Y si su corazón es tan duro que ya no puede sentir el Espíritu Santo tratando con su corazón, su corazón será sacrificado a algún otro engaño.

“Y vi un ángel de pie en el sol; y clamó a gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan por en medio del cielo: Venid y congregaos para la cena del gran Dios” ~ Apocalipsis 19:17

No se ignora la verdad plena de Jesucristo sin consecuencias graves.

Las “aves que vuelan en medio del cielo” son los malos espíritus religiosos que están esperando para engañar y destruir tu alma. En otro lugar de Apocalipsis, se los describe como una jaula de pájaros aborrecibles que odian la verdad.

“Y clamó con gran voz, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios, y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible.” ~ Apocalipsis 18:2

Después de que han salido advertencias espirituales acerca de los espíritus malignos que asisten al falso “cristianismo” cargado de pecado, y ustedes ignoran esas advertencias, las puertas de la jaula de los aborrecibles pájaros se abren para ustedes. Entonces estos líderes espirituales engañosos son “liberados” para devorar tu alma. ¡No hay esperanza para ti si Dios te ha entregado al engaño!

“Aquel cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que perecen; porque no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Y por esto Dios les enviará un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.” ~ 2 Tesalonicenses 2:9-12

No importa quién creas que eres, o lo que hayas logrado en la vida. Sobre quién tienes autoridad, o quién es tu líder. La pregunta es: “¿es Jesús tu Señor y Rey en verdad?” ¿O te están preparando para quemar el gran sacrificio espiritual final?

“Y vi un ángel de pie en el sol; y clamó a gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan por en medio del cielo: Venid y congregaos a la cena del gran Dios, para que comáis carne de reyes, y carne de capitanes, y carne de valientes, y carne de caballos, y de los que los montan, y carne de todos los hombres, así libres como esclavos, pequeños y grandes”. ~ Apocalipsis 19:17-18

La profecía acerca de este tipo de sacrificio espiritual ha estado presente durante muchos años, incluso en el Antiguo Testamento. Así que esto no debería ser una sorpresa.

“Y tú, hijo de hombre, así dice el Señor Dios; Hablad a toda ave emplumada ya todo animal del campo: Reuníos y venid; juntaos por todas partes a mi sacrificio que yo sacrifico por vosotros, un gran sacrificio sobre los montes de Israel, para que comáis carne y bebáis sangre. La carne de los valientes comeréis, y beberéis la sangre de los príncipes de la tierra, de carneros, de corderos, de machos cabríos, de becerros, todos ellos animales cebados de Basán. Y comeréis grosura hasta que os saciéis, y beberéis sangre hasta embriagaros, de mi sacrificio que he sacrificado por vosotros. Así seréis saciados en mi mesa de caballos y carros, de valientes y de todos los hombres de guerra, dice el Señor Dios. Y pondré mi gloria entre las naciones, y todas las naciones verán mi juicio que he hecho, y mi mano que he puesto sobre ellos.” ~ Ezequiel 39:17-21

En el Antiguo Testamento este juicio fue pronunciado sobre aquellos que pretendían ser el pueblo de Dios. Pero por la desobediencia habían abandonado a Dios. Y ahora solo eran religiosos, pasando por formas religiosas.

Entonces, este juicio de hoy es especialmente contra aquellos que dicen ser “cristianos”, pero sin embargo, sus vidas reflejan el corazón pecaminoso real que tienen dentro. Están siendo reunidos para la gran y final guerra espiritual. La verdad de Jesucristo y su completo poder para librar de todo pecado, contra las mentiras de Satanás para mantenerte pecador o pecador religioso. Pero Jesús y su pueblo verdadero y fiel, ¡ganan siempre! Las falsificaciones son sacrificadas a los malvados de Satanás.

“Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para hacer la guerra contra el que montaba el caballo, y contra su ejército.” ~ Apocalipsis 19:19

El que está sentado en el caballo con muchas coronas, es Jesucristo.

“Y vi el cielo abierto, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea”. ~ Apocalipsis 19:11

Y así, Jesucristo ejecuta su justo juicio contra todos los que se niegan a servirle.

“Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que obraba señales delante de ella, con las cuales engañaba a los que habían recibido la marca de la bestia, ya los que adoraban su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos en un lago de fuego que arde con azufre.” ~ Apocalipsis 19:20

La bestia comenzó como el cuerpo del paganismo que se transformó en la Iglesia Católica Romana. El falso profeta representa al protestantismo caído ya todo ministro que ha comprometido la Palabra de Dios y engañado a la gente con mentiras. La marca de la bestia es la marca en la frente que representa una creencia en una doctrina falsa, y una marca de compañerismo falso en su mano derecha. La imagen de la bestia comenzó con las sectas protestantes caídas y hoy representa la reunión ecuménica de la humanidad en un cuerpo conglomerado a través del Consejo Mundial de Iglesias y las Naciones Unidas.

Todos ellos serán arrojados al lago de fuego que arde con azufre. Un juicio similar que le sucedió a Sodoma y Gomorra en el Antiguo Testamento, excepto que este juicio es eterno y final.

Ninguno escapará de la Palabra de Dios y de su responsabilidad ante ella.

“Y los restantes fueron muertos con la espada del que montaba el caballo, la cual espada salía de su boca; y todas las aves se saciaron de su carne.” Apocalipsis 19:21

La espada que sale de la boca de Jesucristo es la Palabra de Dios (ver Efesios 6:17 y Hebreos 4:12).

Todos debemos elegir de qué lado de la batalla espiritual terminaremos. Y cuidado, porque muchos de los que han comenzado en el lado correcto de la batalla, terminaron en el lado equivocado al ceder a las tentaciones o amarguras en el camino. Si conoces a Cristo, mantente fiel a él y mantén siempre un corazón y una actitud de perdón hacia aquellos que te traicionarán y perseguirán. ¡Esta es la batalla que debemos enfrentar y ganar! ¡Quédate con Jesús y podrás lograrlo!

Nota: este diagrama a continuación muestra dónde se encuentra el capítulo diecinueve dentro del mensaje completo de Apocalipsis. Los mensajes de juicio del capítulo 19 también son parte de completar el propósito de Dios de destruir la influencia de la hipocresía. Para comprender mejor una visión de alto nivel de Apocalipsis, también puede ver el "Hoja de ruta de la Revelación.”

Diagrama general de Apocalipsis - capítulo 19

es_MXEspañol de México
Revelación de Jesucristo

GRATIS
VISTA